Home Page...
Favorites...

Máquina Perforadora de Galerías
Pipe Jacking
Quebramiento de Ducto

Máquina Perforadora de Galerías

La máquina perforadora de galerías está constituida por un cilindro de acero provisto de una excavadora hidraúlica en su parte frontal. La excavadora va extrayendo materiales que luego son evacuados mediante una cinta transportadora o una barrena. A medida que la excavación avanza, la máquina perforadora está propulsada hacia adelante, mientras que se instala un tubo con chapa, sólida de revestimiento de tipo liner plate, en la parte trasera de dicha máquina. Puede inyectarse cemento (concreto) durante todo el proceso para rellenar el espacio del collar entre el tubo y el suelo adyacente.

La alineación del sondeo se comprueba continuamente mediante un láser integrado a la máquina perforadora de galerías, y un cabezal guía permite ir aportando los reajustes necesarios a la excavación. Además, en la parte superior de la máquina, puede instalarse una placa de sostenimiento, la cual permite evitar otras excavaciones excedentarias que pudieran ocasionar hundimientos de terreno.

La máquina perforadora de galerías se utiliza en suelos granulares para la construción de galerías subterráneas de hasta 2.400 milímetros de diámetro.

Destacamos que poseemos máquinas perforadoras de galerías propias, fabricadas directamente en nuestros talleres.



(Pulsar para agrandar la imagen.)



Importante : Antes de nada, deberán llevarse a cabo sondeos al igual que un estudio geotécnico completo, con el propósito de que podamos evaluar todas las dificultades posibles y determinar la trayectoria de la perforación. Contáctenos para informaciones más extensas.

 

Pipe Jacking

Pipe jacking es una técnica que consiste en instalar ductos de hormigón por debajo de un obstáculo. Los equipos necesarios para la realización de semejantes trabajos se componen principalmente de una máquina perforadora de galerías y un equipo en la superficie, jacking station.

En primer lugar, se hunde la máquina perforadora de galerías en el suelo apoyándose en los ductos de cemento, los cuales son propulsados directamente detrás de ella por el equipo instalado en la superficie, jacking station. Dichos ductos de cemento, especialmente fabricados para este trabajo, no tienen campanas y permiten un contacto directo entre la periferia total del tubo y el suelo. Al terminarse los trabajos, puede inyectarse cemento (concreto) para rellenar cualquier cavidad que se hubiera hecho.
           (Pulsar para agrandar la imagen.)

Luego, el material es extraído por una excavadora incorporada en la máquina perforadora de galerías, la cual lo evacúa mediante una barrena, y al final es recogido fuera por una cinta transportadora. Por último, un cabezal guía, acoplado en la parte delantera de la máquina perforadora de galerías, permite efectuar las correcciones que fuesen necesarias con arreglo al plano trazado.

Cuando el suelo es propenso a hundimientos, puede instalarse delante de la máquina perforadora de galerías un sistema de anaqueles con el fin de evitar excavaciones excedentarias.

Importante : Antes de nada, deberán llevarse a cabo sondeos al igual que un estudio geotécnico completo, con el propósito de que podamos evaluar todas las dificultades posibles y determinar la trayectoria de la perforación. Contáctenos para informaciones más extensas.


La técnica de pipe jacking puede ser utilizada para ductos con diámetros que varían entre 915 milímetros y 3.048 milímetros, sobre distancias que pueden alcanzar hasta 100 metros.

 


Quebramiento de Ducto

Esta técnica permite la sustitución de un ducto existente por un tubo de polietileno; el nuevo tubo se instala en el lugar ocupado por el viejo. Para hacerlo, se introduce la cabeza de un martillo perforador neumático, diseñado especialmente, en uno de los extremos del ducto que haya que reemplazar. Luego, en el ducto existente, se introduce un cable fijado en la cabeza del martillo y se lo enlaza a un torno, situado en el otro extremo del segmento que reemplazar. Al aplicar una tensión continua, el torno permite el avance del martillo a medida que éste va quebrando el ducto existente y compactando el material.

Antes, el tubo de sustitución ha sido colado todo a lo largo y se ata detrás del martillo perforador que lo arrastra. Por consiguiente, la instalación del nuevo ducto avanza siguiendo el ritmo de avance del martillo sin que se necesite excavación alguna.

 

 


                      (Pulsar para agrandar la imagen.)


Esta técnica puede emplearse para quebrar ductos cuyo diámetro varíe entre 76 milímetros y 760 milímetros. Ideal para reemplazar ductos sin derivaciones, o con pocas, ni codos de 90 grados, permite reemplazar un tubo existente por otro nuevo de mayor diámetro. Se aconseja utilizar la técnica de quebramiento de ducto cuando la sustitución del ducto por excavación conlleva demasiadas dificultades. Por último, deben considerarse los factores siguientes :

Los ductos que quebrar deben ser de hierro colado, arenisca (gres), cemento o concreto (sin armar) o plástico.
Esta técnica también requiere un hoyo de entrada y uno de salida en la profundidad del ducto existente.